Saltar al contenido

¿Cómo hacer una lámpara catalítica casera?

lampara catalitica casera

Las lámparas catalíticas son magníficas. No solo embellecen tu hogar sino que también lo perfuman. Pero el hecho de adquirir una puede requerir pagar un dinero que tal vez prefieras destinar para algo más importante. Para tu suerte, existe una forma mediante la cual tendrás tu lámpara catalítica pero mucho más barata. No solo eso, sino que para obtenerla vivirás un momento muy divertido y de creatividad.  ¿Te interesa saber cómo? Sigue leyendo y aprende a hacer tu propia lámpara catalítica en casa.

Materiales que necesitas

Para hacer tu lámpara necesitarás de un envase o botella de vidrio. Busca una mecha flotante que sea del tamaño del frasco, o una de algodón común, solo que esta segunda se quemará en menos tiempo. También necesitarás aceite vegetal, ya sea de girasol, de oliva, o cualquier otro tipo.

Igualmente será necesario tener agua y una esencia perfumada aceitosa. Esta es para aromatizar el aceite vegetal, aunque eso se puede lograr además con hierbas. Las colocas en aceite vegetal previamente y las dejas reposar por un tiempo. Ten a la mano flores, especies, frutos, y todo lo que quieras añadir para decorar.

Pasos para hacer una lámpara catalítica casera

  1. Rellena y decora el frasco

    Toma los elementos decorativos que elegiste: las flores, los frutos pequeños, hierbas, ya sean frescas o secas, ramitas o cualquier otra cosa que desees. Llena tu frasco de cristal con todo eso y echa agua hasta casi el límite. Ten en cuenta que los objetos con los que decoraste deben quedar sumergidos bajo agua.

  2. Vierte el aceite

    Acto seguido, coloca el aceite en la parte tope del envase.
    El aceite y el agua no se mezclan, por lo que quedará el aceite encima, como flotando. Echa dos, tres o las cucharadas necesarias hasta crear una capa de no menos de un centímetro de grosor de aceite vegetal.
    Recuerda añadir al aceite vegetal unas gotas de una esencia aromática que te guste, la que prefieras. Y para que se fije mejor el olor los hierves juntos durante unos pocos minutos si deseas, aunque, no es imprescindible hacerlo.  

  3. Poner la mecha

    Si conseguiste una mecha flotante, tómala y fíjala encima del aceite. Va a parecer un barquito levitando. Y si tienes una mecha de algodón ordinaria intenta que no se hunda en el agua, y se quede en la parte aceitosa. Para ello puedes hacer tú mismo una plataforma de aluminio en forma de disco o utilizar un alambre de acero que sea flexible.
    El cable debe medir el doble que el recipiente. Lo doblas de manera tal que quede una parte fija en el borde del frasco, haz una U adentro del envase y envuelves la mecha como una espiral. Intenta que quede parecido a una pirámide, un poco más abierta abajo y ajustando en la punta a la mecha. Esto la fijará en la parte superior.

  4. Enciende y disfruta el aroma

    Finalmente, solo queda encender la mecha. Usando fósforos o un encendedor, prende la mecha, inmediatamente la lámpara comenzará a quemar el aceite y desprenderá el aroma por toda la habitación.

De esta sencilla forma habrás creado tu lámpara catalítica casera y podrás disfrutar de un aire más puro y olores agradables en tu hogar.

El siguiente video te puede servir de guía en el proceso de confección: